El sabor del amor (del sexo, qué coño!)

Como no sé qué contaros, hoy vamos a hablar de Sweet Release Woman. Derivando por la red llegué el otro día hasta él y ahora me asalta la gran duda de si la gente es mu' remilgá, o de si hay realmente muchas mujeres con serios problemas con el olor de sus flujos.

Vi una noticia en 20minutos.es sobre semen sabor manzana (qué queréis que os diga... me llamó la atención), así que decidí investigar sobre el tema y mis pesquisas me llevaron a nuestro protagonista de hoy.

Por 43 eurillos de nada tienes un frasquito con 60 cápsulas, a dos tomas diarias, un botecito al mes. En un plazo de 7 a 28 días el olor y el sabor de tu flujo habrán cambiado (a mejor, espero). Además, reduce el colesterol y ayuda al sistema inmunológico (hijas mías, todo ventajas...).

Y ahora, decidme si soy rara y preferiríais un "agradable y fresco olor y sabor a lavanda" (el femenino no especifica el sabor) en "esos momentos" o, mejor, las cosas como son... por mi parte está claro. Y a vosotras? No os cortaría el rollo encontraros un buen día con que vuestra chica sabe a macedonia?




Os iba a poner una frikada musical (es más mi estilo, qué se le va a hacer), pero me he topado con esto, que es hasta bonito, y me he acordado de Hormiga y de sus manos aterciopeladas (no os precipitéis, guarras). Una, que es una romántica... hala!

14 comentarios:

Sendai 6 de octubre de 2009, 2:06  

si que has tirado del hilos, si.
hace tiempo escuché algo parecido pero era para cuando vas al baño dejarlo sin olores, cosas de japos...
La movida es... ¿quien quiere cambiar su sabor/olor? Me da grimilla.

Bollovillo 6 de octubre de 2009, 2:11  

SENDAI: Sí, jeje. A mí tampoco me atrae nada la idea... no sería lo mismo, no? El sexo tiene su olor, por qué habría que cambiarlo?

Sakura 6 de octubre de 2009, 10:45  

Partiendo del hecho de que soy alérgica a casi todas las frutas pues como que no me arriesgaría ni un pelo a probar esos sabores exóticos, que luego llegas al hospital y te preguntan "¿qué has comido?" y claro, ponte tú a explicarles la historia...

farala 6 de octubre de 2009, 18:13  

¡qué fuerte! (el olor)... tantas mujeres traumatizadas porque sus parejas arrugan la nariz... los comentarios sobre el olor... este es el resultado. me flipa ¿te olerá tambien a suave limón la sangre? ¿la saliva? ¿los higadillos? ¿cómo sabe sweet release (anda que el nombre...) qué olor tiene que cambiar???

si es seletivo 43 euros es barato!!! jajjajaaaaaaaaaaa

(¿efectos secundarios?)

^lunatika que entiende^ 6 de octubre de 2009, 21:33  

mmm pues soy la que disiente... estaría bien, gracioso, por probar, que supiera a algo dulce como chocolate o algo así ^^
A mí me molaría... No siempre, pero alguna vez...

Lena 6 de octubre de 2009, 22:28  

lo natural, está claro, aunque quizá haya cosas (olores) bestias por ahí, entonces habría que valorar...

yo desde que descubrí el perfume "vagina" estoy aturdida

Ruth es bolloestilista?? Que me consiga unos pantalones de bolsillos yaaaaaaaa

Bollovillo 7 de octubre de 2009, 0:42  

SAKURA: Jajaj... sí, casi mejor no arriesgarse, que después se acaba saliendo en anecdotarios de médicos...

FARALA: Pues sí... para gastarte esa pasta tienes que tener un problema gordo o una fijación importante con el tema olor/ sabor... efectos secundarios? A mí se me cortaría el rollo; si te parece poco efecto...

LUNATIKA: Pa' gustos colores, no? Jeje... pero yo me quedo con lo natural.

LENA: Por suerte no me he topado con ninguno de esos... pero en condiciones normales está clarísimo.
Perfume "vagina"? Y a qué huele? Dirás que es una pregunta tonta, pero me cuesta creer que alguien vaya desprendiendo tanto olor a mujer con esa alegría...
Y sí, Ruth es tu mujer (para estos menesteres); si no tiene cinco o seis de esos en su fondo de armario no tiene ninguno... (y lo jodidos que son de planchar... oish!).

Lena 7 de octubre de 2009, 19:26  

Ah, pero las bolleras planchamos???
OMG que me diga la tienda ya.

El nombre exacto era "vulva", (más feo si cabe)

He aquí su web, en principio puede parecer interesante pero va ganando en asquerosidad:

http://www.riechmichund.com/

Kathy Kane 7 de octubre de 2009, 21:12  

Lo natural es lo que cuenta, ¿no?. No es lo que hueles, es lo que eres.
Ir en metro me mata.

Bollovillo 7 de octubre de 2009, 23:50  

LENA: Desde que soy una mantenida he descubierto una faceta hasta ahora desconocida para mí.
Probablemente en H&M los encuentres. Rara vez no compramos allí; somos así de cutres.

KATHY: Pues sí, estoy contigo. Supongo que lo del metro es por los olores conflictivos...

maslama 8 de octubre de 2009, 21:42  

bueno, está bien que haya opciones, para gustos los colores (y los sabores, claro)

besos,

Anónimo 20 de octubre de 2009, 13:33  

Yo preferiría sin sabores artificiales, pero conocía a una chica con la que su novio debía de tener un serio problema o ser un santo que no se.

¿Que por qué lo digo? Porque lo suyo cantaba sin meterte en sus bajos. Y no era un olor de suciedad, de hecho la chica se duchaba todos los días. Era un olor, no se, muy fuerte y bastante desagradable. Así que en ese caso yo creo que preferiría macedonia a morir entre sus piernas.

Bollovillo 21 de octubre de 2009, 18:00  

ANÓNIMO: En casos como ése está justificadísimo, claro.

Anónimo 8 de septiembre de 2010, 6:38  

Beneficial web site, I love the structure