La olla autófaga


Qué bonito! Tendrá razón? Estará el secreto en dejarme llevar sin comerme la olla? Igual así desaparecen los miedos, mi barrera personal.

No puedo pasarme la vida pensando si esto se volverá a repetir, si volveré a dudar, si algo me hará plantearme de nuevo todo lo que me ha llevado a esta situación (desesperante, por otro lado; tanta espera me escama).

Quiero a Ruth y, si está dispuesta a volver, no puedo dejarla escapar... es lo mejor que me ha pasado en la vida y, está claro, si hay algún problema entre nosotras, soy yo.

A veces (muchas) pienso que vivo en un mundo propio, distinto al de los demás, en el que mis fantasías corretean sueltas cual cabritillas por el monte... qué bucólico, eh? Claro, claro... prueba a bajar a Heidi , de un tirón, de la nube ésa por la que corretea en los dibujos y te harás una idea de por qué no es bueno dejar pastar a las fantasías personales en el mundo real... simplemente no son compatibles.

A veces siento que con ella me falta algo, o me sobra quizás, no sé... es como si fuera la cuerda que impide que suba como un globo de helio a mi parra, a ese sitio en el que mis sueños (imposibles) se hacen realidad, en el que consigo ser feliz aunque no esté a mi lado y en el que, pese a echarla de menos, las dos llegamos a superar esto y somos superfelices con nuestras nuevas vidas superfantásticas y superexcitantes.

Otras veces siento que si no fuera por esa cuerda haría ya tiempo que me habría perdido entre mis nubes y habría llegado a esa altura en que los globos explotan. Entonces la miro y veo que el verdadero sueño es ella, que no es imposible y que sí, es real... y que la quiero, aunque mi manera de querer sea distinta a la suya, y no por ello menos válida.

Y es que hay nubes realmente encantadoras, por eso a veces me quedo embobada con alguna y pienso si no tendría que cortar esa cuerda que me impide llegar a ella... y perderme en su interior. Supongo que todo mi problema se reduce a una lucha constante entre el mundo real y ese mundo propio que me he inventado y que no sirve para nada más que para no disfrutar de lo que realmente tengo... o forman parte esas nubes del mundo real? Cómo saberlo?

Pena no tener unas pastillitas de éstas... rojo y a la verdad absoluta; azul y te despertarás sin recordar absolutamente nada (y vivirás sin imaginar siquiera que las cosas puedan ser de otra manera, aunque sea en sueños).

11 comentarios:

atis 4 de septiembre de 2009, 23:38  

Se puede creer, pensar, justificar, añorar... todo de una persona que ya no está en el día a día, pero considero que no hay que perder la perspectiva de que cuando algo no funciona son cosas de dos.

Un abrazo

Lena 4 de septiembre de 2009, 23:41  

No, no puedes pensar toda la vida si se volverá a repetir, porque no sabes por dónde te llevará la vida.
Mi mayor miedo con ella, era el mismo, dejarla de querer algún día. Era tan grande que temía que se me rompiera. Y al final se le rompió a ella. Mis comidas de olla para nada.

Si hay algun problema en una pareja, son las dos. Tú lo dices: te sobra o te falta algo. Que no te da o te da en demasía. Identificas lo que es?

Las nubes forman parte de la realidad de cada una. Aunque sean imaginarias.

Bollovillo 4 de septiembre de 2009, 23:42  

Sí, pero a veces, cuando esa persona lo está dando todo por ti, cuesta pensar que ella pueda ser en parte responsable de la situación... aunque tengas razón.

Un abrazo.

Bollovillo 4 de septiembre de 2009, 23:47  

LENA: Sí. Tienes razón. Pero precisamente porque has tenido ese mismo miedo sabrás lo difícil que es vivir con él... tanto para mí como para ella.

Y, como le decía a Atis, me cuesta pensar que ella es parte del problema... no se le puede pedir más!

Respecto a mis nubes... me van a volver loca... en fin.

Un beso

Lena 5 de septiembre de 2009, 0:20  

a dormir y no te tortures más por hoy. No cargues con todo el peso.

bss

copo 5 de septiembre de 2009, 1:57  

Y por que no lo intents una vez mas y sales de dudas!!!!

no sé digo yo!!!!

Bollovillo 5 de septiembre de 2009, 13:03  

COPO: Si tengo la oportunidad lo haré. Y espero que mis dudas desaparezcan dándome la razón...
Un beso.

Anónimo 5 de septiembre de 2009, 16:37  

Bueno, digamos que me encuentro en una situación con ciertas similitudes a la tuya respecto a lo que he leído, aunque el mundo de cada una es desde luego éso..un mundo.. pero vamos que estoy hecha un lío también vaya..
La verdad, es que pensar tanto no es bueno no, pero controlarlo no es tan fácil verdad? habrá que, al menos, intentarlo..
Si ahora tienes claro que es la mujer de tu vida.. ponte en acción. Si, ella tiene derecho a su tiempo, yo me lo tomaría, y a lo mejor te lo tendría que poner difícil por tu dudas, para que vuelvas segura y de alguna forma te sirva de "escarmiento" ( aplicado a mi también eh?), pero si ahora lo tienes claro.. ponte en acción.
Demuéstraselo, que no le quepa dudas de lo que significa ella para tí. Demuéstraselo con todas las de la ley, nada de flores.. je, (bueno también)
Y no te rayes, todo el mundo tiene su propio "mundo" paralelo a veces y muy dispar.. habrá que hacer que convivan ambos..
Y sobre todo no te culpes. si, las dudas las tienes tú, pero es humano tenerlas, y también has sido valiente al reconocerlas y no dejarte llevar sin más.. Piensa que tienes derecho a tener dudas y que tienes que encontrar esa seguridad en tí como sea; que puedes llevar a cabo muchos más sueños al mundo real de lo que imaginas, siempre dentro de cierta "realidad" claro..
Bueno me releeré a ver si encuentro solución a lo mío..je
Que vaya muy bien..

Bollovillo 5 de septiembre de 2009, 16:49  

ANÓNIMO: Siempre va bien saber que no estamos solos en el mundo con nuestras desgracias (consuelo de tontos y, además, malas noticias para ti en este momento... jjeje).

No es bueno pensar tanto, lo sé, pero aún más difícil es dejar de hacerlo... es un tema demasiado importante como para que mi cabeza (con poco tendencia a relajarse, ya de por sí) desconecte.

Demostrándoselo, me temo, podría influir en su decisión final, y aunque yo quiera volver con todas mis fuerzas, ni yo ni nadie está en condiciones de ASEGURAR que la relación será perfecta para siempre (y eso es lo que ella me pide... y además insiste en que por su parte NUNCA se acabará -no miente, porque realmente lo cree, pero ella tampoco tiene el poder de asegurarlo-).

Mucha suerte en lo tuyo... seguro que muchas de las observaciones que me has hecho a mí son aplicables a tu caso... ánimo y mucha suerte!!!

OVEJANEGRA 5 de septiembre de 2009, 23:42  

Te veo hecha un nudo, por más que tiremos del hilo no te desenredas...tanto darle vueltas solo te hace crear más dudas.
Espera... porque eso es lo que tu quieres hacer, esperar darle su tiempo y respetarla, pero como ella es la que tiene que tomar decisiones, deja de empanarte.
A ver si tu boquita y tu corazón empiezan a sonreír.

Bollovillo 6 de septiembre de 2009, 0:54  

OVEJANEGRA: Ya os lo dije... a ver si piensas que me puse ese nombre por capricho... jajaj.
Lo del empanamiento venía de serie, pero sí que es verdad que cuando yo empiece a sonreír lo haréis vosotras conmigo (la lectura por lo menos será más amena... lo prometo... jajaj).