Moquito a moco


Buenos días-tardes-noches a todas! Tengo todo el tiempo del mundo para comerme los mocos y, como podréis comprobar, lo aprovecho para hacer principalmente eso, intercalándolo con algún café que otro, claro, que a palo seco acaba cansando.

1 de septiembre. Para muchas será un día nefasto, lo sé; acabar las vacaciones es duro. A mi plim en ese sentido; sigo en paro (con lo cual, mierda). Julio fue igual de asqueroso aunque, además de tener la ilusión del viaje, aún ni sospechaba lo que me esperaba a la vuelta.

Ya me he levantado con el morro torcido porque, últimamente, los sueños no me ayudan demasiado. Ayer me fui a la cama para desconectar y hoy, los muy cabrones, lo que han hecho en el minuto uno antes de despertarme (i.e. lo último que recuerdo antes de abrir el ojo) ha sido remover la mierda de la que intentaba escapar ayer.

Por lo demás, mi actividad en el día de hoy se reduce a :
  1. Conectarme y mirar correo (no hay).
  2. Materializarme en mi cibercasa (aquí), leer algún comentario que había caído y responder.
  3. Fafar en otros blogs.
  4. Moco.
  5. Mirar Infojobs.
  6. Moco.
  7. Moco en el jardín vigilando a la perra porque mi madre había salido (la perra -que es mía- ha pasado de mí porque se estaba comiendo una maceta; cuestión de prioridades).
  8. Mirar otras cuentas de correo con la esperanza de encontrar algo (y su consiguiente decepción).
  9. Comer.
  10. Café.
  11. Ducha.
  12. Médico.
  13. Visitar a mis abuelos y tragarme todo el capítulo de hoy de "Amar en tiempos revueltos".
  14. Moco.
  15. Post.

Y hasta aquí; si alguien se ha quedado con la intriga por saber cuántos más seré capaz de comerme hasta acostarme, que me lo diga y actualizo.

Momento médico: valga decir que he ido porque, según el médico de urgencias, tengo una tendinitis galopante en el hombro derecho (y duele que te mueres) pero que, de todas maneras, fuera al médico de cabecera. Como buena paciente, después de pensármelo dos meses, he ido a mi médico. La doctora me ha hecho hacer todo tipo de movimientos que, obviamente, no podía hacer. Y cuántos más movimientos era incapaz de reproducir más cara de susto se le ponía... "Ay! Dios mío! Ésta me saca ahora mismo el serrucho y me lo amputa aquí mismo!" Que hablamos de un brazo, si llego a ir con palpitaciones en el corazón, al verle la cara me muero de un infarto de verdad... Que si hacía pesas, me decía (como soy poco grande... lo único que me faltaba era más volumen!) y que esto no era normal para mi edad... (ahí, tranquilizando al paciente...). Conclusión: dolor articular... y yo pensando "dolor articular"? No me juró y me perjuró el otro que lo mío era una tendinitis de manual? Hay alguna médica en la sala? Porque yo de medicina no sé mucho (ni poco tampoco), pero una cosa me suena a carne (músculo, tendón... llámale como quieras), y la otra a hueso... una tercera opinión, chibuplé?

Sigo rayándome con el tema Ruth y mis paranoias, pero vaya, lo bueno de vivir en una montaña rusa es que después de la caída libre vuelves a subir poquito a poco (claro que lo malo es que cuando llegas arriba del todo ya sólo te queda bajar...); molaría más vivir en un Scalextric, que tiene emoción en las curvas pero es plano.

7 comentarios:

SinMedida 1 de septiembre de 2009, 20:18  

Hombre, articular es articulación... y que yo sepa el hombro lo es xDDDDDD no suena nada raro.

Yo desde que me he levantado estoy en el sofá, así que ya ves. Es ideal, por cierto!

Luego al chat de Lena xDDDDDdddasf

Bollovillo 1 de septiembre de 2009, 20:33  

Coño! Y yo pensando que era la única que disfrutaba de un tiempo de asueto mientras los demás mortales se "osloman"... pero siempre hay alguna más perra que yo... jajaja.

Lena 1 de septiembre de 2009, 22:37  

siempre las hay más perras y zorras.
bienvenida a la montaña rusa y a los sueños tocaovarios.

nos vemos en el chat.

ciberpedo.

De cola light

Bollovillo 1 de septiembre de 2009, 22:44  

Razón no te falta, jaja.

Gracias por la bienvenida, pero en la montaña rusa estaba yo antes que tú... no me viste al subir???

Nos vemos allí, botella en mano.

Hala!

Lena 1 de septiembre de 2009, 22:55  

ya estás tardando

Vera 3 de septiembre de 2009, 14:42  

aprovecha mientras no haces nada que ya te cansaras de hacer.. bajate a tomar un cafe y ni caso a los medicos que ya se sabe q el titulo viene en la tombola!!!!

animo!!!

Bollovillo 3 de septiembre de 2009, 20:05  

Jajaja! Pues sí, quizás tengas razón y deba aprovechar ese tiempo para relajarme... si es que nos quejamos de vicio, por mucho o por poco...

Muchas gracias!